Día 1: Vuelo Madrid – Delhi.

Es posible que la noche anterior cojamos el autobús a Madrid, todo dependerá de los horarios de los vuelos que finalmente compremos. Al llegar a Delhi pasaremos la noche en Pahar Ganj para descansar un poco, puesto que aún nos queda un trecho para llegar a nuestro primer destino.

Día 2: Vuelo Delhi – Patna o Gaya y bus Patna/Gaya – Bodhgaya.

Cogeremos un corto vuelo hasta Patna o Gaya (dependiendo de horarios y disponibilidad), donde nos recogerá un autobús privado que nos llevará a Bodhgaya. Esta pequeña ciudad puede que sea, junto con Varanasi, los lugares más sagrados y poderosos de toda la India.

Día 3: Bodhgaya, visita a los templos.

En Bodhgaya está el Templo del Mahabodhi, un templo budista construido alrededor del árbol Bodhi bajo el cual Buddha se sentó hasta conseguir la Iluminación. Se cuentan por millones los peregrinos de todo el mundo que acuden cada año a visitarlo. A su alrededor hay preciosos jardines donde se puede ver a monjes y laicos haciendo mantras, postraciones, meditaciones, etc.
Además, alrededor del templo principal hay numerosos templos y monasterios de casi todas las escuelas de budismo, por ello en sus calles encuentras monjes de muchas tradiciones y ramas budistas, con hábitos de colores diversos y aspecto muy variado.

Día 4: Excursión a Rajgir, (el Pico del Buitre) y Nalanda.

Cerca de Bodhgaya se encuentra el Pico del Buitre, una montaña entre hermosos paisajes donde solía reunirse el Buddha con sus discípulos. Fue allí donde enseñó el Sutra del Corazón, la esencia de la sabiduría trascendental, la visión del vacío de naturaleza intrínseca de todo fenómeno.
También visitaremos los restos arqueológicos de Nalanda, la universidad budista que dio origen a las escuelas más importantes del budismo. Hoy en día sus ruinas ocupan una extensión de 150.000 m2, lo que representa sólo un 10% de su tamaño original.

Día 5: Bus Bodhgaya – Varanasi (Benarés)

Tomaremos un bus privado que nos llevará a Varanasi. Si la hora de llegada lo permite esa noche saldremos a cenar y pasear un poco por los ghats. Un primer contacto con la ciudad.

Día 6: Varanasi, visita a los templos y ashrams, la Puja del Río Ganges.

Varanasi está considerada una de las ciudades más sagradas para el hinduismo, budismo y jainismo. Se la conoce como la “Ciudad de los Templos”, se necesitarían semanas para descubrir todos los lugares poderosos que alberga: Shakti Peetas, Ashrams, Templos, Mahasamadhis… nos encargaremos de ir explicándoos qué son estos sitios, y de contaros sus anécdotas más extraordinarias.

Día 7: Varanasi, templos de Hanuman, de Durga y Sarnath. Mercado principal.

De camino a Sarnath pasaremos por el templo de Hanuman, el dios mono, donde cada mañana temprano los devotos se reúnen y cantan con entusiasmo el nombre de Dios.
Sarnath es el lugar donde el Buddha dio enseñanzas por primera vez, allí enseñó “Las Cuatro Verdades Nobles”. También visitaremos el museo arqueológico que está en unos jardines enormes, donde se puede descansar y meditar apaciblemente. Por toda la zona hay templos budistas de todas las tradiciones, también monasterios y si nuestro karma lo permite puede que podamos visitar a algún gran maestro y hasta recibir sus enseñanzas y bendiciones.
Al volver a Varanasi podremos pasear por el mercado de Dashaswamed, que es famoso por sus finas sedas y por sus artículos para las pujas y ceremonias.

Día 8: Vuelo Varanasi – Delhi. Bus Delhi – Rishikesh.

Algunos días como este los pasaremos viajando. Viajar en la India también es toda una experiencia. Suelen ser muchas horas de carretera, comiendo frutas o comidas típicas que encontramos por el camino, y viviendo el vértigo de ser un pasajero en esas caóticas autopistas. Sorprende saber que casi no hay accidentes de tráfico, y siempre es muy divertido ver la reacción de quien lo vive por primera vez.

Día 9: Rishikesh, baño de purificación en el Ganjes, ghats, y ashrams.

Un baño en el río Ganjes purifica todo nuestro karma negativo, así que iremos a la playa del río a disfrutar de la belleza de sus paisajes y la pureza de sus aguas.
Rishikesh es la cuna del yoga, hay incontables ashrams a lo largo de los ghats (escaleras que bajan al río) y adentrados en la montaña. Intentaremos visitar algunos de los que tienen más conexión con los linajes que hemos recibido, como el de Sivananda o el de Kriya Yoga.

Día 10: Haridwar y Harki Puri, Ashram de Ananda Mayee Ma, Shakti Peeta, baño.

En Haridwar está otro de los 24 shakti peetas principales, el Ashram de Ananda Mayee Ma donde descansan sus restos, y Harki Puri, uno de los ghats más importantes de toda la India, donde los peregrinos viajan desde muy lejos para bañarse en sus purificadoras aguas. También hay un enorme mercado tradicional donde se pueden encontrar extraños objetos de ritual.

Día 11: Rishikesh, treking Nilakanta Mahadev, templo ISKON (Hare Krishna). Bus Rishikesh – Delhi.

El trekking al templo de Nilakanta (Shiva de garganta azul), está a unos 6km, en una empinada montaña que los peregrinos suben mientras dan gritos de ánimo para atraer la energía de Shiva que les de fuerza y entusiasmo durante el camino. El paisaje es impresionante, pura selva, pura naturaleza.
Por la tarde trataremos de llegar a la puja del templo ISKON, este puede que sea uno de los espectáculos más emocionantes y divertidos dentro de este peregrinaje. Para los Hare Krishna llamar a la deidad es una fiesta donde se canta y baila envueltos en un gran gozo.
Este será un largo día, porque exprimiremos la experiencia hasta el último momento. Pasaremos toda la noche viajando hasta Delhi, donde nos espera un merecido descanso.
Otro de esos días que se recuerdan por siempre. Cada acto en India es una aventura, una experiencia, un reto, un aprendizaje.

Día 12: Delhi, Misión Ramakrishna, Mercado.

Como último evento visitaremos la Misión Ramakrishna, uno de los más grandes maestros de India que creía y enseñaba la verdad de la unión de todos los caminos espirituales más allá de sus apariencias, así realizó Kali, Krishna, Cristo, Buddha, Mahoma,…
Antes de marcharnos de este mágico e intenso país, tendremos la oportunidad de sumergirnos en el mercado de Pahar Ganj, infinidad de tiendas donde los colores y los olores de la India se prestan a irse contigo a casa.

Día 13: vuelo Delhi – Madrid llegada a Madrid y bus a Murcia.

 

GUÍAS:

Los guías estarán presentes durante todo el viaje y a vuestra disposición siempre que sea posible, ya que tendrán también otras responsabilidades (organización del transporte, alojamiento, etc.). Viajarán con el grupo y darán las explicaciones oportunas en cada momento. Se ruega consideración y moderación a la hora de pedir y preguntar a los guías. Debido a lo imprevisible de la India, sería interesante que todos seamos comprensivos, flexibles y pacientes.