Recuerda que has elegido un viaje especial. Para que todo salga bien, es importante tener en cuenta algunas cosas antes de partir.

  •  Mantener una mente abierta: La India es un país sorprendente en todos los sentidos y a menudo nos encontramos con cosas inesperadas. A veces son agradables, pero otras veces no tanto, así que es importante saber mantener la calma, cultivar la paciencia y estar abierto a los cambios que nos proponga la vida.
  •  Aprovechar la oportunidad: viajar a India es algo que no se hace todos los días. Por eso nuestro planteamiento es aprovechar al máximo el tiempo que pasemos allí. A veces puede resultar un poco intenso el ritmo, pero merece la pena, puesto que el aprendizaje y los cambios se ven también acelerados.
  •  Tener la mirada de un niño: no te tomes nada demasiado en serio, la india se vive mejor sin juzgar nada, sin esperar ni proyectar nada. Simplemente observar y aprender como un científico en una investigación. Con este tipo de actitud podrás realmente tener una experiencia más profunda y disfrutar de ella.
  •    Adaptarse o morir: como ley de vida, la India exige un grado de adptabilidad para poder fluir en ella. A veces las comodidades o la higiene, tanto en alojamientos, como en trasportes o comidas, no es exactamente como estamos acostumbrados a vivir en casa, de manera que requiere una habilidad de adaptación por nuestra parte, que desarrollaremos